• Editorial

    Publicado en diciembre 1st, 2011

    Escrito por admin

    Etiquetas

    Con diversas excusas pero con el mismo fin: recaudar más y más dinero, por nue­ve ocasiones el Gobierno de Rafael Co­rrea ha incrementado los impuestos que todos pagamos. Sin embargo, esta nove­na reforma, además de inconveniente, es ilegítima e inconstitucional.

    No es conveniente para el país pues los argumentos presentados se disolvieron en el momento en que fueron observados con leve acuciosidad, comprobando que las ca­racterísticas ‘verdes’ de la reforma más bien son contrarias al am­biente –se fomenta la permanencia en el país de botellas de plástico y se cobra más impuestos a los vehículos que menos contaminan–; las ‘curativas’ no se justifican cuando el ineficiente Ministerio de Salud Pública solo ha podido cumplir con una cuarta parte del pre­supuesto asignado para el presente año, por lo que no parece tener la capacidad de gestionar más recursos; las ‘devaluatorias’ solo nos obligarán a pagar más por casi todo y, por supuesto, no mejoran la capacidad competitiva de las exportaciones, sino que por el contra­rio, las deteriora.

    No es conveniente porque la nueva reforma no redistribuye la ri­queza en el país. Por el contrario, la concentra en un grupo de ecua­torianos: la burocracia y promueve impuestos regresivos que son obsoletos y antitécnicos, pues son inversamente proporcionales a los ingresos. Es decir, paga más el que menos tiene y, por lo tanto perjudi­can de mayor forma a los sectores de clase popular y media.

    No es conveniente porque viola tratados internacionales, con lo que impide que nuestro país suscriba acuerdos de integración comercial –con la Unión Europea o Estados Unidos, por ejemplo– y lo expone a retaliaciones de nuestros actuales socios de la CAN y Mercosur.

    Es ilegítima pues no fue aprobada por el Poder Legislativo, único organismo que puede crear, eliminar o modificar impuestos, apro­vechando un atajo –también ilegítimo cuando se trata de tributos–, y de vacíos reglamentarios que jamás pueden estar por encima del respeto al Estado de derecho, que ordena claramente las atribucio­nes y limitaciones de cada una de las funciones del Estado.

    Es inconstitucional porque el proyecto en mención viola el artícu­lo 136, al ser una ley ‘trole’. Es decir modifica varios cuerpos legales, pudiendo solo tratar uno, y viola el artículo 133, al pretender modi­ficar una ley orgánica mediante una ley ordinaria.

    Es inconstitucional porque Rafael Correa ordenó su emisión sin aprobación del Poder Legislativo, con lo que incumplió el artículo 301, que afirma claramente que únicamente la Asamblea Nacional puede aprobar, modificar o eliminar tributos.

    La novena reforma tributaria es inconveniente, ilegítima e incons­titucional por vicios del propio proyecto y porque, por primera vez en la historia –salvo en dictaduras–, el jefe del Ejecutivo desconoce las atribuciones específicas del Poder Legislativo y ordena “porque le da la gana” que todos paguemos más impuestos a un Estado que poco ha hecho con los más del 100 000 millones que ha tenido.

    Pero si la novena reforma tributaria tuvo las características antes descritas, por las que hemos debatido, denunciado e inter­puesto recursos legales; al parecer, el Cabildo quiteño está prepa­rando uno propio para cobrar más impuestos a una ciudad que no conoce de proyectos nuevos ni ve obras que justifiquen un nuevo batacazo fiscal. Por aquello, sin duda, la Cámara de todos los co­merciantes quiteños defenderá con pasión a Quito de todas las actitudes abusivas y decisiones absurdas que se orienten a finan­ciar el detestable e irresponsable populismo campañero, ahora que comienza la feria electoral.

    Viva Quito. Viva la libertad. Viva la democracia. No más impuestos injustos, ¡ya basta!

    Esta entrada fue publicada el Jueves, diciembre 1st, 2011 a las 6:16 pm bajo la categoría Editorial. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje: