• Entrevistas

    Publicado en noviembre 11th, 2011

    Escrito por admin

    Etiquetas

    La Cámara de Comercio de Quito (CCQ) cumple 105 años. Su presidente habla sobre la historia, trayectoria, vivencias y futuro de una de las entidades más grandes de América Latina.

    ¿Qué significa para la Cámara de Comercio de Quito cumplir 105 años?

    Yo tuve el honor de presidir la Cámara cuando cumplió 100 años y ahora tengo el honor de presidirla cuando cumple 105 años. La Cámara, en su
    inicio, se creó para defender un grupo de principios que no son solo importantes para los comerciantes, sino para una sociedad libre. Estos conceptos tienen relación con la importancia de la democracia, entendida como una forma de gobierno en donde existe un equilibrio entre los diferentes poderes, un sistema de economía liberal y abierto, un sistema político de representaciones de las mayorías y las minorías, unos principios que encontraron un vértice en la defensa de las libertades ciudadanas, en el respeto, honorabilidad, honestidad tanto para los representados como para los representantes. Esos 100 años fueron muy ilustres para la CCQ. Yo diría, sin embargo, que estos últimos cinco años han sido distintos porque se eliminó, de manera abrupta, la obligatoriedad a la afiliación a la CCQ.

    ¿Cómo lo afrontaron?

    Quienes habíamos realizado un trabajo de oferta de servicio a los socios pudimos pasar bien ese momento de quiebre. Le dimos una orientación ligada a los servicios para que los afiliados encuentren un valor agregado al de la representación o afiliación. Tenemos socios que pertenecen a todas las actividades económicas, socios pequeños, medianos y grandes que tienen pocos y muchos empleados, por lo que sus requerimientos son diferentes. Hicimos, entonces, un inventario con los servicios que ofrecía a sus afiliados y nos dimos cuenta de que debían ser actualizados porque había una realidad adicional que fue la precaria condición que han debido soportar
    los comerciantes. Si bien han sido años de gran gasto estatal, para los comerciantes han sido complejos, porque para el país han sido duros: cada vez somos menos competitivos y es más difícil realizar las honrosas actividades de ofertas de productos y servicios. Entonces creamos un plan de salud, de seguridad, un plan de capacitación, un plan de crédito, de vivienda.

    ¿Cuáles son los resultados de los planes que se han creado para los socios?

    El resultado cuantificable ha sido un incremento en el número de asociados. Hoy somos la organización gremial más grande del país y una de las más grandes de América Latina. Los niveles de aceptación de nuestros socios sobrepasan el 80%. Tenemos un nivel impresionante de uso de nuestros servicios: hoy recibimos más de 6000 visitas al mes de nuestros socios para recibir asesorías y servicios. Llegamos diariamente con más de 15 000 correos electrónicos mediante un resumen de noticias en el que incorporamos elementos que le sirven al comerciante en el día a día. Organizamos eventos masivos en los que tenemos un promedio de 10 000 personas. Nuestro plan de seguridad ha logrado disminuir en los socios los niveles de inseguridad al 1%. Y algo importantísimo: nuestro plan de emprendimiento Tu negocio marcha tiene más de 5500 empresas intervenidas. Esto hace que hayamos crecido y que nuestros socios, al estar voluntariamente en la Cámara, se mantengan acá. Esto ha generado que el cuerpo de la CCQ, que lo conforman 20 000 afiliados, esté fuerte y sano, lo que ha permitido que tengamos una voz que cumple con un objetivo: la defensa de esos mismos principios que durante 105 años fueron la labor fundamental de la Cámara. Hoy el país no vive un tiempo democrático, no tiene un sistema económico atractivo, la inversión casi no existe, el nuevo emprendimiento tampoco, el nivel de productividad de Quito ha decaído, somos un país inseguro y eso hace que la CCQ deba exigir a las autoridades reflexión y cambios. En los últimos cinco años nos hemos visto frente a un Gobierno autoritario que inició su periodo con una vocación de división al sector productivo y empresarial y, por lo tanto, no ha tomado en cuenta planteamientos que la CCQ ha hecho sobre todas las materias concluyendo con la presentación de un proyecto de concertación nacional: Diálogo Ecuador Posible.

    ¿Cuáles son las perspectivas de futuro de la CCQ en cuanto a servicios y en lo que significa ser un gremio?

    El nuevo concepto de gremialismo tiene una íntima relación con la capacidad para ofrecer servicios y beneficios a la mayor cantidad de personas. Esa capacidad dará la fuerza necesaria a la institución para que tenga una posición importante en la sociedad y sea reconocida como un gremio representativo para participar en el análisis de las políticas públicas. El sector comercial representa el 55% de la actividad empresarial ecuatoriana, por lo que su punto de vista siempre será importante. En este caso, el proceso de transformación que ha tenido la CCQ nos permite afrontar el futuro con optimismo. Hemos recorrido lo más difícil: el convertirnos en una institución de múltiples servicios. La Cámara seguirá creciendo y consolidándose como la primera institución gremial del país y la principal entidad de la ciudad. El futuro siempre tendrá relación con la eficiencia y sensibilidad con las decisiones que tienen que ver con servicios, beneficios y con la posición político–gremial que se tenga. Es esa trilogía la que le permitirá a la CCQ mantenerse en el tiempo.

    Esta entrada fue publicada el Viernes, noviembre 11th, 2011 a las 11:17 am bajo la categoría Entrevistas. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje: