• Editorial

    Publicado en julio 1st, 2011

    Escrito por admin

    Etiquetas

    Pocos días luego de la Consulta en que Quito respondió de manera inusual a la propuesta de Alianza País, que ‘arañó’ la aprobación de su propuesta, y en medio de múltiples críticas por la desatención de la ciudad, el Al­calde presentó, con bombos y platillos, los resultados preliminares del estudio de factibilidad para la cons­trucción del metro en nuestra ciudad.

    El Metro es un sistema de transporte masivo que ha funcionado en muchas ciudades. Quito tiene un serio problema de movilidad, por lo cual es positivo que se explore de manera seria, profesional y transparente la posibilidad de su construcción, que en el largo plazo sería una solución estructural a las necesidades de movilidad local.

    Parece que la obra tendría un costo de entre 1 200 y 1 500 millones de dólares, que sería financiado entre el gobierno y un grupo de inversionistas privados que recibirían a cambio la concesión del sistema por un tiempo determinado. Es de esperar que se cumplan to­dos los procedimientos lógicos en la contratación de la obra para que esta llegue a buen destino y no suceda lo mismo que con otras, que se han convertido en elefan­tes blancos y han sumado a la falta de competitividad de Quito, que bella y pujante, como siempre ha sido, hoy se encuentra ausente del mapa del desarrollo de la región. Así lo confirma un estudio de competitividad desarrollado por la prestigiosa Universidad de Rosa­rio, que nos ubica en el puesto 36 de 48, con 7 puestos perdidos en el último año.

    Sin la necesidad de cotejas internacionales, todos he­mos sido testigos como gracias a la excelente gestión de sus últimos dos alcaldes, Guayaquil nos igualó, rebasó y se adelantó aceleradamente en todo: infraestructura, competitividad, vialidad, cuidado del ambiente, limpie­za, descentralización, incluso en seguridad.

    Así las cosas, si bien todos coincidimos en que el metro es importante, medidas para solucionar to­dos los problemas de la ciudad son dramáticamente urgentes, por lo cual demandamos del Alcalde una reacción importante y decisiones prácticas que solu­cionen el problema de la vialidad; transporte; mal es­tado de las vías, veredas, parques, monumentos y pla­zas; contaminación ambiental; burocratización de los trámites y centralismo en las decisiones; seguridad, y finalmente competitividad, que permitan crecimiento económico y social.

    Es momento de hacer todo por nuestra ciudad, por nuestro entorno íntimo, por el lugar donde vivimos que hoy luce triste, descompuesto y sin ilusión. Hoy los comerciantes quiteños debemos izar nuestra bandera de brega para –sin olvidar los retos del país– concen­trar nuestros esfuerzos en Quito.

    Esta entrada fue publicada el Viernes, julio 1st, 2011 a las 10:39 pm bajo la categoría Editorial. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje:


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/erikdiaz/public_html/pasionporlademocracia/wp-content/plugins/kebo-twitter-feed/inc/get_tweets.php on line 255