• Editorial

    Publicado en abril 1st, 2012

    Escrito por admin

    Etiquetas

    Desde hace pocas semanas el mundo en­tero conoce las fajinas de un cuasi ignoto criminal africano que durante más de 20 años ha comandado una legión de ase­sinos y violadores, quienes, gracias a la perorata revolucionaria y aupados por el odio sembrado entre los paupérrimos cla­nes ugandeses, han regido impunemente gran parte de Uganda y la República Democrática del Congo.

    El mundo civilizado conoce hoy al horrible Joseph Kony, el ti­rano ugandés, que sigue haciendo de las suyas –ojalá por poco tiempo más– y repudia con asco su sangrienta vida en la que es acusado de haber asesinado a decenas de miles de inocentes, habiendo reclutado a 20 000 niños como parte de su ejército. Y hoy sabemos de su existencia no por reportes de Interpol ni por acción de ningún gobierno; sino por el solitario trabajo de Jason Russel, un productor de cine que hace ocho años visitó una aldea de refugiados de la Cruz Roja en la cual conoció a un niño de 12 años que había sido rescatado de una aldea desbastada, quien, luego de relatarle la manera cómo sus padres y hermanos fueron masacrados por Kony y los suyos, le pidió que lo matara para esca­par del ugandés y encontrarse con su familia en el paraíso.

    Russel quedó tan impresionado con semejante experiencia que, a partir de ese momento, dedicó su vida a organizar una campa­ña para que el mundo conociera al invisible líder del Ejército de Liberación del Señor. Luego de más de cinco años de trabajo, hace pocas semanas comenzó una novísima cruzada que se denominó Kony 2012, con la presentación en Youtube del fabuloso docu­mental Los Niños Invisibles y el apoyo de 20 líderes de opinión de las más variadas áreas, desde Bono hasta Bill Gates, y 12 líderes políticos entre los que se encuentran varios ex Presidentes y el actual Secretario General de las Naciones Unidas, que conforman el equipo 2012 (www.kony2012.com). De este modo, Russel ha logrado en poco menos de un mes lo que nadie en 20 años: visi­bilizar las acciones perversas de un dictador asesino que ha man­tenido su status quo gracias al miedo de los débiles, el silencio de los cobardes y la indiferencia del mundo.

    Seguramente hoy que todos sabemos la historia de Joseph Kony, pronto será atrapado, juzgado y encarcelado. Ojalá no sea asesinado bajo su propia ley, sino en la de las sociedades civili­zadas, para escarmiento de los perversos que, en pleno siglo XXI, continúan cometiendo fechorías gracias a la invisibilidad que permite el totalitarismo y la ausencia de libertad de prensa en latitudes en las que impera el miedo y la opresión.

    Y mientras la valentía de unos pocos y la maravilla de la conec­tividad tecnológica de las redes sociales desenmascaraba al líder del Ejército de Liberación del Señor, Rafael Correa Delgado, luego de haber sido duramente cuestionado internacionalmente por su evidente y aleve ataque a la libertad de expresión en nuestro país, durante el inicio de una campaña internacional para recuperar su menoscabada imagen, frente a las cámaras de Televisión Española, y con total desparpajo, confirmó, ante el asombro de todos, lo que piensa: que la democracia y la libertad son “temas triviales, luga­res comunes que no están a la altura de cumbres internacionales”, en las que, según él, se debe debatir asuntos importantes como la inclusión a foros democráticos iberoamericanos de dictaduras tira­nas como la cubana, que durante 60 años ha mantenido oprimido al maravilloso pueblo del habano, la caña y el cha cha chá.

    En algunos casos se requiere de mucho esfuerzo para develar tira­nías invisibles; en otros, basta con abrir la boca. Esperemos que el fe­nómeno Kony se multiplique para que pronto Chávez, Ahmadineyad, Ortega, Al Assad y los Castro sean juzgados como merecen.

    Esta entrada fue publicada el Domingo, abril 1st, 2012 a las 6:28 pm bajo la categoría Editorial. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje:


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/erikdiaz/public_html/pasionporlademocracia/wp-content/plugins/kebo-twitter-feed/inc/get_tweets.php on line 255