• Entrevistas

    Publicado en marzo 4th, 2011

    Escrito por admin

    Etiquetas

    Desde el 2006, los exportadores ecuatorianos han permanecido en una situación de “el que espera desespera” frente al Congreso de los ee.uu., por que se pronuncien a favor de una extensión de las preferencias arancelarias andinas (Atpdea, por sus siglas en inglés). Estas ventajas las otorga unilateralmente ese país como una retribución al combate al narcotráfico.

    Desde el 12 de febrero del año en curso los exportadores comenzaron a pagar aranceles por producto que ingrese a puerto (marítimo o terrestre) de hasta el 35% dependiendo del caso para ingresar al mercado norteamericano.

    Estados Unidos es el principal socio comercial de Ecuador. Entre enero y noviembre de 2010 se exportó alrededor de $ 6.870 millones en bienes, de los cuales un 15% entra dentro del Atpdea, principalmente las exportaciones de camarón, rosas, pescado y madera.

    “Tenemos una inversión extranjera muy pobre que no ha superado el 0,1% del pib (Producto Interno Bruto). Ecuador es uno de los países que tiene la inversión extranjera más pobre del mundo”.

    Las preferencias arancelarias, de las que también se beneficia Colombia, abrieron disputas en el Congreso de ee.uu. entre representantes demócratas y republicanos, puesto que la ampliación del Atpdea está relacionada con el financiamiento del programa. Sin la exoneración de aranceles que otorga el Atpdea, los bienes ecuatorianos que son importados por empresarios estadounidenses serían más costosos y menos competitivos.

    “Un tratado de libre comercio es un instrumento comercial que no sólo garantiza el acceso a mercados sino que, además, es un gran aliciente para captar inversiones, que es uno de los problemas más serios que tiene la economía ecuatoriana -señala Blasco Peñaherrera Solah, presidente de la Cámara de Comercio de Quito-. Tenemos una inversión extranjera muy pobre que no ha superado el 0,1% del pib (Producto Interno Bruto). Ecuador es uno de los países que tiene la inversión extranjera más pobre del mundo, y esto no se comprende cuando se trata de un país productor de petróleo y productor de mercancías, en general, que poseen actualmente precios muy importantes en los mercados mundiales.

    Esto sólo se entiende bajo la óptica de que tenemos un pésimo ambiente de seguridad jurídica, somos muy poco competitivos. Al terminarse el Atpdea y no existir ningún avance en el tratado de libre comercio, la producción ecuatoriana quedará al margen del principal mercado del mundo. A Estados Unidos le vendemos más de lo que le compramos. La economía norteamericana es cinco veces más grande que la de China, tres veces más grande que la japonesa. Es decir, es la economía más grande del mundo. El interés de la mayoría de ecuatorianos está de por medio, se verán afectados cientos de miles de trabajos, todas las consideraciones ideológicas deben quedar a un lado, se debe encontrar el camino práctico y el técnico. Está comprobado que los países que logran suscribir acuerdos comerciales con la mayoría de mercados en el mundo son países que tienen un crecimiento sostenido. Tenemos el caso de Chile, Perú, Colombia, Uruguay, Brasil. Y los países que se han cerrado muestran cifras de crecimiento económico pobre como es el caso de nuestro país, donde además la riqueza se concentra cada vez más”.

    Las negociaciones con la Unión Europea también están estancadas

    Lo mismo ocurre con la Unión Europea, pese a las declaraciones oficiales, las fuentes de la Unión Europea señalan que el Gobierno ecuatoriano detiene los avances de las negociaciones.

    “El Estado es el dueño de la mayoría de las exportaciones petroleras. Existe un modelo que se basa en gastar demasiado. El presupuesto del Estado para este año contempla 24 mil millones de dólares de gastos que son financiados por ingresos petroleros, actualmente el precio de este producto es altísimo, está sobre $ 75 el barril y con una recaudación fiscal de cerca de 10 mil millones de dólares que tiene relación directa con el precio del petróleo. ¿Qué pasa si el precio del petróleo baja?, la economía ecuatoriana tendría un cambio dramático, grave. En este año y el próximo tendremos un crecimiento económico muy pobre del orden del 3%, un crecimiento que es prácticamente el crecimiento poblacional, es decir, un crecimiento cero. Desaprovechamos muchas oportunidades mientras países como Perú y Colombia tienen un crecimiento económico del 8% y 6%, respectivamente, además cuentan con una gran inversión extranjera que supera los 10 mil millones de dólares anuales y que cada vez son más competitivos, en tanto nosotros tenemos más desempleo, más inseguridad, más problemas sociales, mayor concentración de la riqueza, mayores problemas en la balanza comercial. Y habrá que importar porque la producción local está reprimida por falta de seguridad. Estamos generando condiciones muy difíciles para los próximos años, el gobierno que suceda a Alianza País tendrá que poner en orden el presupuesto del Estado, en orden a una población que se ha acostumbrado a los subsidios, puesto que éste no es un elemento positivo para la sociedad ni para el país. La visión es negativa a pesar de tener un precio de petróleo muy alto y si éste baja, el país será una hecatombe, concluye Peñaherrera”.

    Ecuador carece de una política exterior Para Ignacio Pérez Arteta, presidente ejecutivo de Expoflores, “cada sector tieneuna realidad que no es la misma, en el caso de las flores, nuestra principal competencia es Colombia, que también depende del Atpdea y que al principio el impacto será pequeño, una vez firme el tratado de libre comercio, señala. Mientras nosotros estaríamos manejando un arancel de 6,8% que es el equivalente a casi el 10% cuando la flor llegue a Miami y eso nos pone en dificultades dentro del mercado americano porque al importador no le va gustar ni le va a interesar pagar ese arancel, de allí la afectación. Hay una falta de política de comercio exterior, no tenemos acuerdos comerciales, seguimos perdiendo el tiempo; hoy, más bien, deberíamos estar negociado con la Unión Europea, porque también en mayo se nos acaba el tiempo. Si no existen reglas claras del juego cuándo se va a tener una proyección de inversión de futuro. El Atpdea no nos la da. Cuatro años de gobierno y creo que ha pesado más ciertos convencimientos de carácter ideológico, político que la realidad social y económica de un país. El gobierno nacional está en mora con el país, no con el sector productivo, empresarial o exportador, está en deuda con todo el país”.

    Cerrar las puertas a mercados comerciales mundiales de considerable importancia reviste una tremenda responsabilidad gubernamental, pues causaría un desequilibrio económico estimado en el 50% de las exportaciones totales, que son las no tradicionales. Y eso supone bastante dinero para nuestro país: estaríamos hablando de un desajuste o pérdida de aproximadamente 6 mil millones de dólares anuales. El Atpdea se inicio en 1991 y a lo largo de estos años se ha generado suficiente número de empresas, sectores, productos de exportación que de acuerdo con un estudio de la Cepal (2006, 2007), el 11,6% de la población ecuatoriana depende del Atpdea.

    El último censo que afirma que esta parte del mundo está poblada por unos 14 millones de habitantes, señala que 1 millón 600 mil personas se verían afectadas por la suspensión del Atpdea, es decir, el impacto social sería bastante grave. La efervescencia ideológica de los primeros días de Gobierno hace cuatro años parecía superada y a pesar de que nunca se reconoció la importancia de un tlc, ahora se buscan otros tipos de acuerdos con otros nombres. Esta incierta situación es el resultado de no haber trabajado en una política comercial clara con nuestros principales socios comerciales. La gestión de la política de comercio exterior debe ir acompañada de expertos que posean conocimientos claros y seguros para ubicar nuestros productos en el puesto que se merecen. Este condicionamiento permitirá generar empleo, combatir la inseguridad, fortalecer la soberanía de la que tanto se oye hablar. Las negociaciones no se realizan de un día para el otro, toman años y los objetivos deben ser certeros para poder sacar ventajas. Es hora ya de dejar de correr por aquí, por allá, sin rumbo cierto. Ahora que se ha terminado la Ley de Preferencias Arancelarías Andinas (Atpdea), el Ejecutivo aspira a que el Congreso de ee.uu. la amplíe, hasta tanto habrá que esperar.

    Esta entrada fue publicada el Viernes, marzo 4th, 2011 a las 9:35 am bajo la categoría Entrevistas. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje:


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/erikdiaz/public_html/pasionporlademocracia/wp-content/plugins/kebo-twitter-feed/inc/get_tweets.php on line 255