• Editorial

    Publicado en octubre 4th, 2010

    Escrito por admin

    Etiquetas

    Estamos muy lejos de saber con certeza cómo funciona el maravilloso y complejo mundo del pensamiento humano. Casi 3.000 años de disertaciones filosóficas y unos buenos 1.500 de estudios empíricos y científicos no han logrado explicar de manera cierta cómo funciona el cerebro humano. No sabemos cómo se crean las ideas y muy poco conocemos sobre la personalidad de las personas.

    Suponemos que el conocimiento y la personalidad nacen de la interacción entre nuestros instintos elementales, las experiencias, el aprendizaje, los factores emocionales, la herencia genética y la influencia de nuestro entorno; sin embargo, después de tantos años, a duras penas podemos clasificar el conocimiento del ser humano en dos grandes categorías: lo que conocemos y aquello que desconocemos. Por ejemplo, una persona puede saber conducir una motocicleta pero no saber mandarín. Esa persona está consciente que sabe hacer una cosa y al mismo tiempo sabe que desconoce como hacer otra.

    El dilema se plantea cuando descubrimos que existe aquello que no sabemos que desconocemos; es decir, aquello que supera los limites de nuestro universo cognitivo. Eduardo Jaramillo, experto en emprendimiento y desarrollo, sostiene que para llegar a ese nivel superior de comprensión de la realidad, es necesario una transformación de los modelos de solución de los procesos de conocimiento, para reconocer la nueva realidad y lograr una sincronía con el entorno, entonces “habremos descubierto aquello que no sabemos que desconocemos”, sostiene el experto.

    Parece trabalenguas pero es un camino práctico para resolver el dilema. Otra vía que se ha presentado a lo largo de la historia, para decodificar lo desconocido, han sido las ‘revelaciones’, es decir, instantes en los que seres
    ‘superiores’ descifran la realidad y nos ‘iluminan con su sabiduría’ para comprender o descubrir lo que no sabemos que no sabemos. Para suerte de la humanidad, hace pocos días se acaba de producir una ‘revelación’ fabulosa y de una importancia superlativa. Una confesión que ha dejado al mudo estupefacto: el octogenario dictador Fidel Castro ‘reveló’ al mundo que “el modelo cubano ya no funciona ni en Cuba…. ” ¡Aleluya!

    Entonces ahora, gracias a semejante iluminación, los seguidores del dictador se pueden ahorrar todo el tiempo que les hubiera tomado, siguiendo el camino planteado por Eduardo Jaramillo, para descubrir que el modelo
    cubano no sirve para nada bueno. Ahora, con esta revelación queda claro que el modelo socialista de cualquier siglo no funciona ni jamás funcionó…, ni siquiera en Cuba, luego de casi 60 años de persecución, abuso, violación
    de todos los derechos humanos, de cárcel y sangre, despilfarro de todos los recursos propios y regalados por los amigos soviéticos y venezolanos. No funciona en Cuba como no funcionó en Chile ni en Perú, ni en Venezuela;
    como tampoco ha sido una alternativa válida en nuestro querido país, en el que durante casi cuatro años se ha impuesto un modelo de desarrollo equivocado que ha causado desempleo, inseguridad, desconcierto, divisionismo y temor.

    Ojala que el mensaje haya llegado claro a toda la cofradía de caudillos que han empobrecido a nuestra América Latina, a todos aquellos que tan grotescamente manipulan la pobreza y la esperanza y se vanaglorian con sus
    cantos revolucionarios y sus banderitas coloridas. Al menos ahora ya saben lo que antes decían que no sabían.

    Esta entrada fue publicada el Lunes, octubre 4th, 2010 a las 10:05 am bajo la categoría Editorial. Usted puede seguir las respuestas a esta entrada a través de la suscripción de la fuente RSS 2.0 . Si desea puede dejar un comentario, o utilizar un vinculo de referencia desde su propia página.
  • 0 Comentarios

    Revise los comentarios de esta entrada

  • Deje un comentario

    Exprese lo que piensa.

  • Nombre (obligatorio):

    Email (obligatorio):

    Website (opcional):

    Mensaje:


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home3/erikdiaz/public_html/pasionporlademocracia/wp-content/plugins/kebo-twitter-feed/inc/get_tweets.php on line 255